ADAPTACIÓN A LA VIDA UNIVERSITARIA

Aquí comparto una sinopsis de mi conferencia: Adaptación a la vida universitaria, presentada la semana pasada en el colegio Matter Purísima:

“Del colegio secundario a estudiar a la universidad al mundo académico de altos estudios, cuya finalidad es  convertirnos en profesionales de alta competencia para dar un servicio a la sociedad y así contribuir al desarrollo de nuestro país, demanda el reto de adaptarnos al cambio, porque la vida académica tiene mayores responsabilidades por la carga de trabajo de estudiar es grande; por eso necesitamos primero de la adaptación al cambio de manera inteligente, porque implica un constante desafío, nos exige mayor esfuerzo, más perseverancia, más disciplina, más pasión, saber convivir con tus campaneros  e integrarte, manejar el tiempo para evitar el estrés negativo y establecer metas claras para que se conviertan en resultados de éxito.” Lo que hoy te parece un gran sacrificio, en el futuro lo vas a ver como el mayor logro de tu vida.”

Primer Consejo:

No frustrarse rápidamente, poner empeño a los estudios y dejar que el tiempo transcurra favorecerá el proceso que estás viviendo como universitario. El gran físico y Premio Nobel Albert Einstein, nos dejó este consejo: ” Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.”

Segundo Consejo:

Adaptación al Cambio. Es la etapa en la que no solo se asumen responsabilidades en el mundo académico, sino también en el que se vive un proceso de adaptación y madurez como individuo autónomo. A diferencia de la vida escolar, implica mayores retos, más exigencias, más voluntad de poder, constancia, sacrificio, invertir tiempo, creatividad. 

Recuerda que el éxito no es gratis, se necesita mucha dedicación. La clave es encontrarle un significado a la dedicación al estudio.

Tercer Consejo:

Gestión de Tiempo. El tiempo es oro, el tiempo es vida, es un recurso no renovable. Tiempo que desperdiciamos no se recupera. El tiempo debe ser tu aliado no tu enemigo. Por eso, debes organizar tu tiempo: primero lo primero (priorizar), diferenciar lo urgente de lo importante, ser proactivo, planear tus actividades diarias, semanal mensual ponerlas en la agenda, no dejar las tareas para mañana (procrastinación).

Cuarto Consejo:

Manejar el estrés proporciona bienestar mental y corporal y buen estado emocional. No saber manejar la carga de tareas para el estudio y no manejar el tiempo racionalmente, más preocupación por no cumplir, produce el estrés negativo, con culpas, ansiedad que producen desmejora en la salud cuando la carga académica no se afronta cuidadosa provoca: síntomas de dolor de cabeza, dolores al pecho, insomnios, gastritis, reacciones en la piel, angustias, depresión”

Mayores detalles y coaching personalizado por favor contactarse: 

Antonio Wilson M.- Experto en Desarrollo Personal. 

Cel: 986 344 305 Telf: 340 2028 email:  contact@profewilson.com 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *