EN BUSCA DE LA EXCELENCIA Y NIVELES DE RESPUESTA PARA NUESTRA VIDA

Para escalar una montaña comenzamos desde abajo para llegar a la cima, sin embargo, es necesario realizar primero el plan desde la cima hacia abajo. Consejo de un Sherpa de Nepal.

Les presento los cinco niveles para saber a dónde estamos y a dónde debemos estar.  Los cinco niveles desde abajo hacia arriba: perdedor, conformista, exitoso, triunfador, excelencia personal. 

PRIMER NIVEL DEL PERDEDOR, que es lo menos deseable, pero al caer en desgracia y no levantarnos nos convertimos en perdedores, desaprovechando oportunidades, abandonando proyectos, desperdiciar y malgastar el tiempo que es la vida. Nos sentimos vencidos, fracasados lleno de miedos y de inseguridad. Vivimos al garete, con desaliento y vemos pasar la vida sin hacer nada, con un sentimiento de abandono sin fuerzas para superar el fracaso. Sin voluntad de querer. Hay solución la resiliencia.

“Los ganadores tienen metas, los perdedores tienen excusas”

SEGUNDO NIVEL EL CONFORMISTA, de actitud pasiva, de aceptar las cosas como son y no hacer nada para luchar contra lo que no le gusta o no le satisface. Se adapta a cualquier circunstancia de manera fácil y cómoda, su comportamiento es mediocre, sin interés en la superación. Repite lo que dicen otros, sin examinarlas y carecen de opiniones propias. Una vida sin compromiso y sin acción.

“La comodidad y el conformismo son enemigos de la pasión, del crecimiento, de los sueños.” Bernardo Stamateas.

TERCER NIVEL EL EXITOSO, éxito es una palabra que proviene del latín exitus, que significa salida.

Y la salida exige tener metas y objetivos, que es lo primero que hace la persona exitosa. Toda salida tiene una llegada, un destino. El logro de los objetivos se convierte en resultados, proporcionando felicidad y satisfacción de haberlos conseguido con mucho esfuerzo, sacrificio y tenacidad. El exitoso logra sus objetivos y metas para realizarlos en su plan de acción y sus estrategias.

Su comportamiento es guiado por valores y con la práctica de la ética los hacer más productivos y eficaces. Se preparan para el éxito y son personas de acción.

“Todo éxito tiene lugar fuera de la zona de confort.” Michael John Bobak

CUARTO NIVEL EL TRIUNFADOR, es un ganador nato, nacido para triunfar. Son personas que tienen mucha confianza en sí mismo, saben hacer lo que otro no pueden hacerlo, y lo han muy bien, les gusta destacar, lograr lo máximo para recibir los premios”summa cun laude” (con alabanza, con alegría). Lo que le exige poner el máximo desempeño, con la capacidad, la inteligencia, los conocimientos, la experiencia para alcanzar sus logros y convertirlos en una hazana. Es decir, sabe hacer cosas excepcionales. Les gusta la gloria.

” Un triunfador es aquel que se levanta y busca las circunstancias que desea y sino las encuentra, las fabrica.”  George Bernard Shaw

QUINTO NIVEL ES LA EXCELENCIA PERSONAL, es llegar a la cumbre de la montaña. La excelencia significa exceder, sobrepasar límites lograr cosas muy originales, que es el único que lo puede hacer.

Tiene genialidad y grandeza humana, es un ser virtuoso, que siempre da lo mejor de sí. Es un maestro que nos ensena con el ejemplo. Es una persona de alta calidad moral que recibe los honores con humildad y siempre está al servicio de los demás. Su vida es trascendente y deja un legado para la humanidad. Siempre será admirado y recordado por ser un hombre bueno.

“La calidad de vida de una persona existe en proporción directa de su compromiso con la excelencia, independiente del campo de actividades.” Vincent Lombardi.


Invitados a la reflexión:
 todo ser humano tiene que pensar, que nada es más hermoso que darse cuenta de que uno puede ser mejor de lo que es. A escalar tu montana para llegar a la cima.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *