HACIA UN MODELO INTEGRAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL

Actualmente a los estudiantes de las universidades y de losinstitutos se la da la formación con dos competencias: la técnica, y lasde habilidades socio emocionales para dirigir personas. Y de estamanera los preparan para la empleabilidad. La formación es incompleta. Las conductasadquiridas esta orientadas a conseguir altas remuneración, profesionesrentables, desarrollo de la carrera profesional competitivajerarquizada (llegar a CEO). La conducta se orienta con valores delindividualismo, lograr confort con alto consumo, les impone los valoresorganizacionales a conseguir los objetivos de incremento de la productividad yde altas ganancias para los dueños del capital (inversionistas empresarios).Este modelo de convivencia laboral es alienante, egoísta, competitivo ylos insensibiliza y los aleja del valor de la solidaridad, ejeprincipal para la convivencia armónica laboral.  

El modelo integral humanista
La formación del estudiante principalmente en los estudiossuperiores: universidad e institutos debe ser desarrollada con trescompetencias: técnica (ciencia y tecnología), habilidades socialesemocional (soft skills) y Humanidades (filosofía, historia, política,ética, literatura).  De esta manera selogrará en el estudiante la habilidad de utilizar el pensamiento crítico y noacogerse a mitos seculares (creencias). Pensar más reflexivamente.

Hay que poner más racionalidad en nuestros juicios. Analizar más lacondición humana. Todo ello elevará su calidad como persona, comocapital humano, para darle consistencia en aplicar los valores: amor,ética, solidaridad, convivencia pacífica, con liderazgo y trabajando en equipo,conviviendo pacíficamente, y democráticamente. Los profesionales ejecutivos ytécnicos son seres humanos que tienen derecho a lograr en su centro detrabajo, con su familia y en la sociedad, el logro de su felicidadcon trascendencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *