Sobre la existencia del ser humano

El ser humano en su íntima reflexión debe tomar conciencia que existen tres momentos centrales en su existencia:

Momento del nacimiento. El ser humano es arrojado al mundo sin su consentimiento para convertirse en ser ahí ( DA SEIN ) COMO LO EXPLICA EL FILÓSOFO ALEMÁN MARTIN HEIDEGGER EN SU LIBRO SER Y TIEMPO. En otra palabras, lanzados a vivir en éste mundo contra nuestra voluntad y con la advertencia que por ser temporales y finitos, tenemos que morir. Esto nos provoca angustia existencial, nos parece absurdo, o nace la necesidad en comprender que las leyes de la naturaleza son inexorables. Pensar en la muerte es filosofar. Debemos preguntar que es ser en este mundo para rescatarnos y encontrarle un sentido al ser que esta ahí, la razón de su existencia, nuestra esencia, que si se produce el olvido, nos lleva a interesarnos más en las cosas banales, lo fatuo y nos cosificamos, perdiendo nuestra esencia de pensar y de ser uno mismo.
El momento del ser ahí. Que hacer? se pregunta el ser. Responde, darle sentido a nuestra existencia, potenciar nuestro ser auténtico, único, irrepetible para no perder nuestra esencia, que somos un proyecto que tenemos que realizar. Que el ser está en el mundo que lo rodea, que se conecta con todo y lo analiza, lo cuestiona, y no deja de pensar de ser uno mismo, con su propio proyecto. Cuidarnos que el mundo técnico nos convierta en un animal de trabajo, un recurso humano, invitado y presionado al consumismo, bloqueando su tiempo de pensar en uno mismo, para derivar más atención a las cosas innecesarias, que nos suprime el tiempo para pensar y reflexionar que demanda nuestros ser que está ahí, y que tenemos que analizar, y comprender con sentido crítico el mundo que nos tocó vivir tan complejo y difícil, que le llamamos la posmodernidad, que nos hace individuos egoístas (placer para su ego) e indiferentes a los otros, que abandona la esencia de su ser por lo trivial.
El momento de morir. Como vivimos de separación en separación. La separatidad es un concepto de ERICH FROM EL ARTE DE AMAR, nos preparamos para la separación total, con resignación y con el deber cumplido. Si el ser ahí realizó su proyecto, nuestra vida fue auténtica, logramos tener una identidad, de ser una persona integra, aprovechamos la brevedad de la vida a plenitud, encontramos la felicidad en la verdad,la bondad y la belleza . Corolario: Que vale la pena vivir. Que no perdimos nuestra esencia. Que fuimos auténticos.
El filósofo francés BLAS PASCAL NOS DEJÓ EL SIGUIENTE PENSAMIENTO ” NADA COMPARADO CON EL INFINITO Y TODO COMPARADO CON LA NADA, UN ESLABÓN ENTRE LA NADA Y EL TODO”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *