SOBRE LOS RETOS Y DESAFIOS

TEN CLARO QUE A L CIMA NO SE LLEGA SUPERANDO A LOS DEMÁS, SINO SUPERÁNDOTE A TI MISMO.”
Dick Fosbury comenzó a los 16 años a interesarse por los saltos de altura pues practicando muchos saltos con los estilos de entonces, se utilizaban para ejercer el salto alto, tales como el rodillo ventral, el rodillo occidental o el estilo tijera. Tras esforzados intentos llegó a la conclusión que no podía dominarlos. Así que pensó, no habrá otra forma de hacer el salto de altura. Inventó una nueva técnica el salto dando la espalda al bastón, que luego se le conoció como el estilo Fosbury Flot. Mientras él entrenaba este nuevo estilo al principio no le gustaba a nadie; sus amigos y compañeros de universidad se burlaban de él, diciendo: está chiflado, es un loco, es un snob.
 
En los Juegos Olímpicos de México 1968, sorprendió a todos los asistentes a la competencia con su salto para atrás, causando asombro. Ganó la medalla de oro olímpica, con un salto de altura de 2.24 metros.  No era el saltador más dotado de la época. Era alto, flaco, de aspecto desgarbado, rostro picado por el acné. Era difícil para él utilizar los estilos clásicos, por eso inventó el estilo Fosbury Flot, salto alto con caída de espalda. Estilo que cambió para siempre la forma de emprender el salto alto.
El extraordinario atleta cubano Javier Sotomayor, usando el estilo de Fosbury Flot, estableció en Salamanca, Espana, el año 1993 la marca mundial de 2.45 metros, record  que hasta ahora nadie la ha podido superar, por lo cual es reconocido como el más grande atleta de talla mundial. Se le preguntó cómo era posible lograr esa marca maravillosa en el primer intento. Respondió: concentración, visualización, confianza y dijo además que al principio tenía miedo a los saltos de altura, por eso se dedicaba a correr. También fue un gran corredor.
 
Hasta que un día aceptó el reto de dedicarse al salto para superar su miedo y fue mejorando. Pero reconoció que eso no era suficiente, sino que además, sabía que tenía talento y que tenía a un gran entrenador. Sentenció para triunfar en una prueba atlética de altura se debe tener talento, el complemento es tener un gran entrenado. Él tuvo un gran entrenador graduado en la antigua Unión Soviética, y él lo ayudó mucho en su preparación. 
Su entrenamiento era diario, comenzaba a las 5.00 de la mañana. Mucho entrenamiento, disciplina, metas altas, mucho esfuerzo, sacrificio alejado de su familia, cumplir con mis objetivos, poner pasión, voluntad, dedicación y con la fe de tener resultados que algún día triunfaría.
DickFosbury inventó un nuevo estilo para superar sus deficiencia y Javier Sotomayor lo utilizó para superar sus miedos. Y los dos lograron sus objetivos: Dick medalla de oro olímpica y Javier el record mundial de salto de altura de 2.45 hasta ahora insuperable.
 
Aprende a no rendirte y se constante el principio es la parte más difícil. Todos merecemos una segunda oportunidad. No abandones tus sueños. 
¿Qué estrategias utilizas para superar las dificultades en tu entorno? ¿Como nace tu inspiración?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *